Aeroméxico conmemora veinte años en Brasil

Esta semana Aeroméxico conmemoró veinte años de operaciones entre México y Brasil, además de anunciar novedades para los próximos dos años, incluyendo nuevas frecuencias y posibilidad de reanudación de los vuelos a Río de Janeiro.

En cuanto a nuevas inversiones para Brasil, el Director Ejecutivo de Ingresos de Aeroméxico, Anko van der Werff, declaró que la intención de la aerolínea es doblar su número de vuelos a São Paulo hasta el final del próximo año, pasando de siete a catorce frecuencias semanales. Después, el foco es volver a operar en Río de Janeiro, donde está previsto regresar el 2019.

A partir de enero, Aeroméxico desplegará el Boeing 787-9 Dreamliner en los vuelos entre Ciudad de México y São Paulo/Guarulhos en sustitución al Boeing 777, que pronto será retirado de su flota. Entre este medio tiempo, de diciembre a marzo, la aerolínea operará cuatro frecuencias semanales adicionales con dicho equipo.

Recientemente, Aeroméxico solicitó la Agencia Nacional de Aviación Civil de Brasil (ANAC) slots para tres frecuencias semanales entre el Internacional de São Paulo y el Benito Juárez a ser operadas a partir de finales de marzo, lo que indica que después de la temporada de verano, Aeroméxico podría convertir tres de sus cuatro vuelos estacionales en vuelos regulares.

Aeroméxico llegó a Brasil en 1997 volando la ruta Ciudad de México – Lima – São Paulo dos veces por semana con equipos Boeing 757. Debido a la fuerte demanda, en 2000 Aeroméxico comenzó a volar con equipos 767-200ER y cuatro años más tarde, en 2004, ya estaba operando un vuelo diario entre la capital mexicana y la capital paulista.