Feliz día a los controladores aéreos

Este 20 de octubre, se celebra el Día Internacional del Controlador Aéreo. Entre sus objetivos están la promoción de la seguridad, la eficiencia y la regularidad de la navegación aérea internacional, así como la protección y salvaguarda de los intereses de la profesión de controlador de tránsito aéreo.

Fue en 1961 cuando se fundó en Amsterdam la Federación Internacional del Controlador de Tránsito Aéreo, y es a partir de esa fecha que se conmemora mundialmente su día. Cada día, los controladores tienen la responsabilidad de guiar y orientar a las aeronaves que se desplazan por todo el territorio nacional.

Un vuelo comercial está controlado desde antes del despegue de la aeronave hasta el instante en que aterriza en su destino. Para ello, el Servicio de Control de Tráfico Aéreo tiene funciones específicas ejecutadas por las Torres de Control, establecidas para regular los movimientos de pistas, calles de rodaje y toda el área de maniobras de los aeródromos; el Control de Aproximación que controla los vuelos que se dirigen a uno o más aeródromos situados en una determinada área de control o que partan de ellos y los Centros de Control de Área que facilitan los servicios de control tratados durante la fase de vuelo a nivel nacional y/o hasta abandonar la frontera.