¿Cómo va la construcción del NAICM?

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), será el cuarto más grande del mundo, el primero es el Aeropuerto Internacional Rey Fahd, en Arabia Saudita, el segundo es el de Dénver y el tercero es el de Dallas, Texas.

La losa medirá 320 mil metros cuadrados, lo que equivale a siete veces la superficie del Zócalo de la Ciudad de México. Ahí se construyen además tres pistas, la Torre de Control y el Edificio Terminal que tendrá 21 columnas que llaman foniles, que servirán como enlace entre techo y piso y que permitirán la captación de agua de lluvia y la entrada de aire natural para ventilación.

Cada uno de estos foniles tiene una altura similar al Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

La idea detrás de este nuevo aeropuerto es reducir la contaminación de ruido en la Ciudad de México y atender, en una primera etapa, a 70 millones de pasajeros al año para llegar, en su etapa final, a atender a 125 millones de pasajeros.

Esto lo hará con operación simultánea de tres pistas, o sea, 850 mil operaciones al año en su etapa inicial, lo que representa más del doble de operaciones de las dos terminales que actualmente operan en la Ciudad de México; así el NAICM será el aeropuerto tipo hub más grande de América Latina.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) contará con 12 aisladores sísmicos que permitirán operar durante y después de un sismo.